La mesa es mala, mala, mala.

Hacía tiempo que no oía a un papá decir: “¿Le pegamos a la mesa por pegarte?” cuando su pequeño se pega con un mueble o cualquier cosa que esté a su alrededor y está llorando. Pero la semana pasada la escuché varias veces dentro de nuestros talleres y quería escribir mi opinión sobre esta frase.


Creo que es algo que nos enseñaron nuestros papás y, a nuestros padres, nuestros abuelos. “Es una “buena” manera de distraerlos y que se les “olvide” el golpe”, me comenta una mamá. Yo me pregunto: ¿La mesa realmente le pegó al niño o el niño se pegó con la mesa? Nosotros aprendemos a través del ensayo y error. Por supuesto que tu pequeño, que está aprendiendo a caminar, escalar, saltar, moverse…, se caerá y se pegará una y otra vez contra objetos. A veces podremos salvarlo de varias caídas, pero no podemos estar todo el tiempo junto a él para “salvarlo”. Te aseguro que la próxima vez que pase por la mesa, lo hará con más cuidado; quizás se volverá a pegar, pero aprenderá a poner las manos para no darse en la cabeza. Él encontrará la manera de no lastimarse.


Al decirle: la “mesa es mala”, no le estamos haciendo responsable de sus actos; le echamos la culpa a la mesa. Además,  le enseñamos que para resolver la situación tenemos que pegar: “tenemos que pegarle por malo”.  Con esta acción hay un problema: pegamos a la mesa y, luego, regañamos a nuestro hijo porque pega a otros niños. ¿Realmente le queremos enseñar esto a nuestros hijos?  ¿ Estaremos mandando un mensaje contradictorio?


En el post:  ¡No pasa nada! ¡CLARO QUE PASA; ME HICE PUPA! (haz click para ver el post), hablo sobre cómo aprovechar esos momentos para explicarle al niño sobre los sentimientos:  cuando uno se hace daño, se asusta y, por eso, lloramos. De esta manera estamos fomentando la inteligencia emocional de nuestro pequeño.  Hablo también sobre la “pomada mágica”(puede ser el árnica Arnidol), la cual pueden utilizar, poniéndosela con sus deditos juntos en la zona “dañada”, en lugar de pegarle a la mesa. 
Síguenos:

4 Comments

  • veranito Posted 3 julio, 2012 11:00 pm

    Bueno, a mí no me parece tan malo decir lo de la mesa es mala… Es cierto que la excusa del Arnidol es más efectiva pero no es la única. De todas formas, es solo mi opinión, claro…..

    • crecerjuntosconarte Posted 3 julio, 2012 11:28 pm

      Hola Veranito: yo he crecido con esa frase y por supuesto es “efectiva” pero con doble mensaje. Es por eso que en nuestros talleres no lo usamos. También no me gusta la palabra: “Mala”. Es un adjetivo que usamos con los niños cuando no se están “portando bien” y en ese momento son malos! ¿Porqué? tan solo están haciendo algo que no es correcto, pero eso no quiere decir que sea Malo.
      En fín, es por eso que no la usamos en nuestros talleres =)
      Un beso muy grande y bonita semana =)

  • sammi11 Posted 4 julio, 2012 10:49 am

    Pues a mi no me gusta nada que se utilice esa frase con los niños (ni que lo hagan con mi hijo, el otro día una amiga se lo dijo a mi peque cuando se dió con una puerta), y no sabía del todo porqué, ahora ya tengo más de argumentos, ¡gracias Valen!

    • crecerjuntosconarte Posted 4 julio, 2012 2:41 pm

      Gracias a ti Sammi, por tu comentario y hacer un mundo mejor para los niños, para que el día de mañana nuestro mundo sea mejor! =) un beso grande

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad