BLOG

Hace unos días estaba haciendo  mi  cama cuando, de repente, decidió mi dedo chiquito del pie chocar con  la pata de la cama. (/&%/&%$(/&%(/&%=)(/(&%$##!#&//(()))=(/&%$##(/&%##”).
Traducción: Sentí que mi dedo pequeño se convertía en fuego, fuego que  corría por  todo mi cuerpo y salía por mis orejas y por mi garganta al gritar:»aaaaaaaaaaaaaaaaaaaauchhhh».
Después me tiré a la cama y toqué mi lindo dedo para confirmar si seguía en su lugar. Al confirmar que continuaba en mi pie derecho, me revolqué en mi cama y pensé: ¡Qué doloooooor! ¿Cómo algo tan pequeño puede causar tanto daño al chocar con una pata insignificante de mi cama?

Esto me hizo pensar cuando mis pequeños se caen o se hacen daño y las veces que les he dicho: ¡NO PASA NADA! Confieso que si alguien me dijera  algo así cuando estaba en mi “pequeño” accidente con mi “minúsculo” dedo… tendría ganas de “estrangularlo”  ¿Cómo que no pasa nada? Claro que pasa: casi se me “cae” el dedo. ¡ME DUELEEEEEEEEEEEEEEEE!

Hace 4 años que llegué a Madrid y unas de las palabras que primero aprendí y que me encanta es: “PUPA”. Quiere decir que cuando un niño  se cae o se pega y se hace daño se hace “pupa”. 



Creo que una de las frases que más se escucha,  cuando un niño se hace “pupa” en la casa,  en el parque o, incluso, en los talleres de cReCeR jUnToS cOn ArTe, es:  ¡NO PASA NADA!

La utilizamos tanto cuando nuestro hijo se ha hecho daño como cuando no le ha pasado nada tras un “incidente” en el que se ha asustado y necesita un abrazo o un beso.

Cuando sucede esto, aprovecho esos momentos para explicarle sobre los sentimientos: cuando uno se hace daño, se asusta y por eso lloramos. De esta manera también estamos fomentando la inteligencia emocional de nuestro pequeño.

Siempre tengo a la mano  la “pomada mágica”, en España es el Arnidol, es un producto 100% natural, ya que su composición es a base de plantas naturales (Árnica y Harpagofito). Tiene un formato stick que les encanta a los niños.



Motivo al pequeño para que me diga dónde tiene la “pupa”. Luego le ayudo a utilizar sus deditos  y  juntos ponemos  la “pomada mágica”: Arnidol. en la zona “dañada”. ¡VERÁS QUÉ PRONTO SE LE ALIVIA EL DOLOR!

Recuerda:

En lugar de decirle: NO PASA NADA, mejor dile: Veo que te caíste y te duele. ¿Te pongo pomada mágica y seguimos jugando? Y es que siempre debemos recordar: ¡QUE Sí PASAAAA! 


Síguenos: 

2 Comments

  • Natascha Posted 12 junio, 2012 9:08 am

    Muy buen consejo!! Tienes toda la razón, si nos dijeran eso a nosotras cuando nos hacemos daño les mandaríamos bien lejos….
    Pues nada ya sabes, Arnidol para tí y para todos, y muchos mimos!

    • crecerjuntosconarte Posted 12 junio, 2012 9:49 am

      Hola Natascha… por supuesto que yo también les mandaría muy lejos… jajaja. Un beso muy grande, con cariño Vale =)

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *