3 PARTE: EDUCANDO CON NUEVAS GAFAS

SIN PREMIOS NI CASTIGOS

CONECTANDO

”De dónde sacamos la idea absurda de que, para que los niños mejoren, primero hay que hacerlos sentirse mal?” Jane Nelsen

PREMIOS Y CASTIGOS

¡LOS CASTIGOS Y PREMIOS  SÍ DAN RESULTADOS!

Los castigos y los premios dan resultado, y mucho, pero solo a corto plazo. Interrumpen la conducta de inmediato y puede que la eliminen durante un tiempo. Pero a largo plazo tienen sus consecuencias y pierden su efectividad.

A la larga el CASTIGO provoca…

· Resentimiento: Al no comprender el motivo de su castigo seguramente pensarán: “Esto no es justo. No puedo confiar en los adultos”.

· Revancha: Enseguida el niño puede pasar del resentimiento, a querer la revancha y pensar en un plan para vengarse: “Ahora ganan ellos, pero me voy a vengar…”.

· Rebeldía: “Voy a hacer justo lo contrario para demostrar que no tengo que hacerlo a tu manera”.

·Retraimiento: Al final, la autoestima del niño se ve afectada y acaba creyendo que es una mala persona, ya que con el castigo hemos relacionado su conducta con su persona. Además, seguramente el niño continúe haciendo lo mismo pero a escondidas.

Los castigos ni los premios nos ayudan a enfocarnos en las soluciones ni a enseñar a los niños habilidades de vida.  

DECLARACIONES EMPODERADAS

AQUÍ 

REUNIONES FAMILIARES

Las reuniones familiares proporcionan una oportunidad única para enseñarle a los niños valiosas habilidades sociales, al mismo tiempo que funcionan como un espacio para que los padres y madres modelen las competencias de vida que desean enseñar a sus hijos.

Las reuniones familiares suelen realizarse con una frecuencia semanal, preferiblemente siempre el mismo día de la semana que elijamos y a la hora que decidamos. La duración de la misma no necesita superar los 20 o 30 minutos aproximadamente.

Debemos reunirnos todos los miembros de la familia que vivamos en la casa y queramos participar. Es importante que no se obligue a nadie a formar parte de esta actividad, si no desea hacerlo.

  1. AGRADECIMIENTOS.
  2. Búsqueda de soluciones, ideas y aportaciones sobre un tema agendado.
  3. Se marcan los acuerdos.
  4. Guerra de cosquillas.

 

Como hemos visto, las reuniones familiares son una herramienta sencilla que nos permiten enseñarle a los niños habilidades como: la escucha, generar ideas, resolver problemas, el respeto mutuo, la importancia de estar calmados para resolver problemas, centrarse en soluciones, llegar a acuerdos, cooperación, perder el miedo a equivocarse y aprender de los errores, etc.

Al mismo tiempo, ayuda a los padres a evitar las luchas de poder, ya que el control se comparte de manera respetuosa y los niños participan en la toma de decisiones. También es una excelente opción para compartir responsabilidades, crear buenos recuerdos familiares, vínculo con nuestros hijos y modelar las habilidades de vida que queremos que aprendan

LIBROS RECOMENDADOS

SER PADRES DESDE EL CORAZÓN

VER LIBRO
CUENTOS ICEBERG

VER LIBRO

Psic. Valentina Ganem

Psicóloga Mexicana. Colegiada M-31344

Especialista en la primera infancia (0 a 3 años). Fundadora y directora de Crecer Juntos con Arte. Experta en atención precoz en niños (0-6 años). Asesora de Lactancia Materna. Formada en Comunicación No Violenta. Certificada en Disciplina Positiva. Próximamente guía Montessori. Experiencia impartiendo charlas y talleres a familias, así como a profesionales, desde hace 16 años en diferentes centros, escuelas infantiles y colegios en Madrid y México,D.F. En la actualidad, también lleva a cabo asesoría, tanto a padres como a profesionales, en Madrid. Colegiada M-31344

Más actividades...

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad